NY Report News
Image default
Artificial IntelligenceEducation

ChatGPT va a la escuela

Millones de estudiantes iniciaron un nuevo curso escolar por estos días, o están a punto de hacerlo.

Y muchísimos profesores han estado preparándose para el inicio de clases con una nueva duda en mente: cómo enseñar en un mundo donde la inteligencia artificial está al alcance de la mano. En una nota reciente, la reportera Natasha Singer mencionó algunas de sus preocupaciones.

“¿Cómo deben ser las tareas de redacción en una era en la que los estudiantes pueden usar chatbots para que las escriban por ellos? ¿Cómo las escuelas, los profesores y los alumnos pueden utilizar los bots de manera eficaz y creativa? ¿Se consideraría trampa si un estudiante le pide a un bot que haga el borrador de un texto que luego reescribirá él mismo?”

Hace un año, cuando empezó el auge masivo de esta tecnología, el primer impulso en muchas escuelas y universidades fue prohibir tajantemente el uso de chatbots. Ahora, no obstante, cada vez más comunidades educativas han empezado a reflexionar y a mostrar apertura hacia las posibilidades de la IA en el salón de clase.

He seguido el debate con una mezcla particular de curiosidad: fui profesora y administradora académica cuando los teléfonos inteligentes empezaron a inundar las aulas de clase y Wikipedia parecía enemiga del aprendizaje. He vivido la zozobra que trae el cambio tecnológico y atestiguado la resistencia que genera, y también he visto los beneficios de experimentar y aprender con rapidez para crecer.

Tal vez por eso coincido con algunas de las ideas que planteó Kevin Roose, columnista de tecnología del Times, en un texto que publicamos hoy en español y que incluye una serie de recomendaciones para aprovechar el potencial de la IA en las escuelas y universidades. Y me quedo con el siguiente subrayado:

“Los estudiantes necesitan orientación en lo que respecta a la IA generativa y las escuelas que la tratan como una moda pasajera —o un enemigo que vencer— perderán la oportunidad de ayudarlos”.

¿Eres estudiante o profesor actualmente? Te invito a leer con atención este reportaje y la columna de Kevin y a participar en la sección de comentarios.


Si alguien te reenvió este correo, puedes hacer clic aquí para recibirlo tres veces por semana.


Como parte de las actividades de nuestro proyecto de ciencia ciudadana de avistamiento de aves, queremos compartirles la información de esta excursión:

Cuándo: Sábado, 2 de septiembre de 2023, 7:30 a. m. a 10:30 a. m.

Dónde: Encuentro en la entrada del Parque Arqueológico y Ecológico Rumipamba, frente a la Casa de la Música, Quito, Ecuador.

Qué: Paseo de avistamiento de aves en el que aprenderemos sobre pájaros y sobre las labores de Aves y Conservación, socio de Birdlife en Ecuador. El Parque Arqueológico y Ecológico Rumipamba es un vestigio de vegetación en Quito atravesado por la quebrada Rumipamba. Con 43 hectáreas, el parque es el hábitat de más de 30 especies de aves, entre las que destacan el quinde herrero, el pinchaflor negro, el colaespina de Azara, el jilguero encapuchado, el cachudito torito y muchas otras.

Organizan: BirdLife International y Aves y Conservación con el apoyo del Instituto Metropolitano de Patrimonio de Quito.


A continuación seleccionamos una pequeña muestra de las opiniones e ideas que nuestros lectores han compartido en la sección de comentarios últimamente, editadas por claridad y espacio:

  • “Los grandes pensadores del pasado nos ofrecieron análisis y propuestas que siguen teniendo validez, solo que nuestra miopía nos impide valorarlas. Al decrecimiento, que no es más que la vida sencilla, honesta, sin pretensiones y feliz, habría que añadirle ciertas políticas de contención demográfica. He ahí una buena fórmula para recuperar nuestra humanidad”. — Carlosé Mejía, Bogotá, Colombia.

  • “Pienso que en pocas culturas un ser humano besa a otro en la boca solo así, porque quería. En este caso un varón se consideró con el derecho de besar en la boca a otra persona porque era mujer. ¿Él hubiera besado a la persona en la boca si hubiera sido varón? Esto muestra claramente el sexismo”. —Silke Apel, Guatemala.

  • “Tengo dos grupos en Whatsapp de jóvenes de 29 a 30 años, uno de chicas y otro de chicos, compañeros de la escuela secundaria de mi hijo. Comenzó cuando tenían 18 a 19 años. Es una experiencia hermosa, charlamos y compartimos noticias y encuentros. Tengo 87 años”. — Chacho Lapadula, Buenos Aires, Argentina.

Patricia Nieto y Sabrina Duque producen y editan este boletín.


Que tengas un fin de semana estupendo. Si te gustó este boletín, compártelo con tus amigos, colegas y seres queridos (y no tan queridos). Y por favor, cuéntanos qué te parece.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La realidad tangible de la IA

NY Report News

Imágenes falsas y explícitas de Taylor Swift inundan las redes sociales

NY Report News

Las empresas emergentes de IA enfrentan la cruda realidad económica

NY Report News