NY Report News
Image default
BaseballWorld Baseball Classic

¿Qué es el Clásico Mundial de Béisbol y por qué es importante?

Por primera vez en seis años, los mejores jugadores del béisbol profesional —y algunos apasionados jugadores amateur— estarán compitiendo en el Clásico Mundial de Béisbol (CMB). Si ver a las estrellas de los Cardenales de San Luis y los Padres de San Diego (y de casi todos los demás equipos de las Grandes Ligas de Béisbol) competir con uniformes que dicen cosas como “Estados Unidos” o “Corea” te parece interesante (o al menos más interesante que los juegos de entrenamientos de primavera), esto es lo que debes saber:

El partido inaugural, de los Países Bajos contra Cuba, fue el martes a las 11:00 p. m., hora del Este.

Las 20 selecciones que clasificaron al torneo están repartidas en cuatro grupos. Los partidos se están realizando en Phoenix, Miami, Taichung (Taiwán) y Tokio. Esta fase de grupo continuará hasta el 15 de marzo.

Los dos mejores equipos de cada grupo avanzarán a los cuartos de final, y la fase final, con los cuatro semifinalistas, se jugará del 19 al 21 de marzo en Miami.

Es la mayor cantidad en la historia del CMB, frente a las 16 de la última vez, en 2017. Eso significa que además de las potencias tradicionales del béisbol, hay espacio para equipos primerizos en esta competencia como la República Checa, el Reino Unido y Nicaragua.

No hay ningún Shohei Ohtani en la selección checa, pero el equipo de ese país cuenta con un bombero de 37 años en su cuerpo de lanzadores (quien ha sido una estrella en su equipo, tanto en bateo como en picheo) y un relevista que además se desempeña como director de publicidad de la selección. Los países en los primeros lugares de la clasificación tienen a jugadores de los Mets de Nueva York y los Dodgers de Los Ángeles; el Reino Unido cuenta con un jugador de la Universidad de Swarthmore.

Estados Unidos, cuya selección no había logrado superar el cuarto lugar en las otras ediciones, venció a Puerto Rico para obtener el título en 2017. Se suponía que Estados Unidos defendería el título en 2021, pero el torneo se pospuso por la pandemia.

El campeón defensor se ve bien gracias a una sólida alineación con estrellas como Paul Goldschmidt, Mike Trout, Nolan Arenado y Pete Alonso.

Los lanzadores generan un poco más de duda, pero lo mismo sucede en la mayoría de las selecciones, y la situación está agravada por las reglas que limitan a los pícheres a 65 o 95 lanzamientos, dependiendo de la ronda.

El esperado as de la selección, Clayton Kershaw de los Dodgers, se retiró del Clásico el mes pasado, alegando problemas con el seguro.

República Dominicana, que ganó en 2013, vuelve a tener un equipo con poder. Su alineación de bateo que incluye a Juan Soto, Manny Machado y Rafael Devers será aterradora, y no solo para selecciones como Israel y Nicaragua. Nelson Cruz, de 42 años, y Robinson Canó, que tiene 40 y en la actualidad no está en ningún equipo de las Grandes Ligas, le proporcionan un sólido liderazgo a la selección.

Venezuela también llega con grandes armas, como José Altuve, Miguel Cabrera y Ronald Acuña Jr. en el bateo y un fuerte cuerpo de lanzadores que incluye a Pablo López, Martín Pérez, y Ranger Suárez.

Japón, el único equipo que ha ganado dos veces el Clásico, tiene una buena cantidad de jugadores de primer nivel de la Liga Japonesa de Béisbol Profesional, así como algunos peloteros de las Grandes Ligas, como Ohtani y el lanzador Yu Darvish. Los aficionados que han escuchado historias sobre la genialidad de Roki Sasaki esperan ver al fenómeno japonés lanzando contra jugadores de las Grandes Ligas.

Corea del Sur, México, Cuba y Puerto Rico (saquen las trompetas para Edwin Díaz) también darán la pelea.

Fox tiene los derechos de transmisión en EE. UU., y los juegos se repartirán entre Fox, FS1, FS2 y la plataforma de emisión en continuo Tubi. Las semifinales y la final las transmitirá FS1.

Los Juegos Olímpicos de Tokio se realizaron durante la temporada de las Grandes Ligas de 2021, por lo que los jugadores estrellas que juegan en América del Norte no participaron. Como resultado, las alineaciones en el Clásico son significativamente más fuertes. Además, el béisbol no formará parte de los Juegos Olímpicos de 2024 y enfrenta un futuro incierto después de eso. En este momento, el Clásico es el pináculo del béisbol a nivel internacional, y el deporte espera continuar desarrollándolo como su versión de la Copa Mundial de Fútbol.

Esa pregunta la podrían responder mejor los jugadores. Nadie dice que sea más importante que la Serie Mundial, pero a través de los años, muchos jugadores de todo el mundo han mostrado un gran entusiasmo por participar.

Cuando República Dominicana ganó el Clásico en 2013, los jugadores corrieron al campo para celebrar ondeando su bandera y luego fueron a República Dominicana, donde organizaron un desfile.

Incluso los jugadores estadounidenses, supuestamente hastiados, salieron corriendo del banquillo en 2017, señalaron el “Estados Unidos” en sus camisetas y celebraron con una estatua de un águila calva que había sido su mascota. “Teníamos un objetivo: poner a Estados Unidos en la cima del mundo del béisbol a la que pertenece, e hicimos exactamente eso”, declaró el primera base Eric Hosmer.

En cuanto a esta edición, Trout, quien decidió no participar en el Clásico anterior, afirmó: “Esa es la razón por la que voy a participar, para ganar esto. No hay nada más. Cualquier otra cosa será un fracaso”.

Es poco probable que ese sentimiento se exprese en el juego de los entrenamientos de primavera entre los Cachorros de Chicago y los Reales de Kansas City en Surprise, Arizona, el mismo día de la final del Clásico de este año.

Victor Mather cubre todos los deportes para el Times.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La gorra de los Yankees es viral en Brasil: ‘¿Es básquetbol?’

NY Report News

Llegan a Ciudad de México a jugar béisbol. Pero antes, peregrinan

NY Report News

Cómo evitar el dolor de hombros

NY Report News