NY Report News
Image default
Content Type: ServiceDietary Supplements and Herbal RemediesJournal of the American Medical AssnLabeling and Labels (Product)Melatonin (Hormone)ResearchSleep

Muchos productos de melatonina no tienen la dosis que anuncian

Una diminuta gomita de melatonina con sabor a frutos del bosque encierra una gran promesa: dormir mejor. Pero un nuevo trabajo de investigación, publicado el martes en la revista médica JAMA, muestra un problema crítico: cuando se trata de la melatonina, al igual que con otros suplementos, lo que ves en la etiqueta no siempre es lo que obtienes.

Un equipo de investigadores analizó 25 gomitas de melatonina de distintas marcas y descubrió que 22 contenían cantidades de melatonina distintas a las que figuraban en sus etiquetas; una contenía solo el 74 por ciento de la cantidad anunciada de melatonina, mientras que otra tenía un 347 por ciento más. Otro producto no contenía melatonina en absoluto.

Los investigadores analizaron gomitas de una sola botella de cada producto, por lo que es posible que la cantidad de melatonina variara de un lote a otro. Pero los resultados muestran una asombrosa discrepancia entre la cantidad de melatonina que los consumidores creen estar ingiriendo y la que realmente podrían tomar, afirma Pieter Cohen, profesor asociado de la Escuela de Medicina de Harvard y autor principal del artículo.

“Estamos a merced de la industria de los suplementos dietéticos”, afirma Cohen.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) no evalúa la seguridad y eficacia de los complementos dietéticos. “Proteger la salud y la seguridad de los estadounidenses es la máxima prioridad de la FDA, y seguiremos atentos para advertir a los consumidores cuando surjan problemas de salud pública relacionados con los suplementos dietéticos”, afirmó un representante de la agencia en un comunicado.

Investigaciones previas han puesto de relieve cuán variada puede ser la calidad de los productos de melatonina; un estudio de 2017 realizado en Canadá encontró que un suplemento de melatonina contenía más del 400 por ciento de la cantidad indicada en la etiqueta. El estudio de Cohen solo examinó gomitas y se centró en productos vendidos en Estados Unidos. El número de estadounidenses que usan suplementos de melatonina se quintuplicó con creces entre 1999 y 2018, según los Institutos Nacionales de Salud.

Nuestros cerebros están programados para producir melatonina de forma natural después de que se pone el sol. La hormona ayuda a regular nuestros ritmos circadianos, al indicarle a nuestro cuerpo que es hora de dormir. Los suplementos de melatonina buscan complementar o mejorar ese proceso.

Una gomita de tres miligramos etiquetada con precisión contiene aproximadamente mil veces más melatonina que la que produce nuestro cerebro de forma natural, según Philip Gehrman, profesor asociado de psiquiatría de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania. El exceso de melatonina que se encuentra en una dosis grande es probable que solo se descomponga en el cuerpo y se excrete, dijo; y probablemente no te ayudará a conciliar el sueño más rápido.

Cuanto mayor sea la dosis de melatonina, más probabilidades hay de sufrir efectos secundarios, explica Sabra Abbott, especialista en medicina del sueño de la Escuela de Medicina Northwestern Feinberg. Según los expertos, no es probable que grandes cantidades de melatonina sean peligrosas para la mayoría de los adultos, pero algunas personas afirman sentirse aturdidas o con resaca a la mañana siguiente de tomar el suplemento, o dicen tener sueños vívidos e inquietantes.

Las gomitas de melatonina pueden entrañar un grave riesgo para los niños si consumen demasiadas. Las llamadas a la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Intoxicaciones relacionadas con el consumo pediátrico de melatonina aumentaron un 530 por ciento entre 2012 y 2021, según una investigación publicada el verano pasado.

“No son caramelos”, dijo Brian Chen, especialista en sueño de la Clínica Cleveland. “No son para tomarlos así como así”.

No hay garantía de que un frasco de gomitas de melatonina en realidad contenga la cantidad indicada en la etiqueta. Sin embargo, los expertos recomiendan algunas precauciones para quienes decidan tomar melatonina:

En vez de pedir melatonina por internet o deambular por los pasillos de una farmacia y elegir un suplemento al azar, dijo Gehrman, pídele a un farmacéutico que te sugiera una marca de confianza.

Los expertos dicen que debes optar por un producto que haya sido certificado por una organización independiente como la Farmacopea de EE.UU., que examina los diferentes suplementos.

Opta por un miligramo de melatonina o menos, dice Abbott. No es probable que una dosis mayor sea más eficaz para ayudarte a dormir.

Los expertos sostienen que, incluso con un suplemento tan aparentemente inocuo como la melatonina, deberías hablar con un médico antes de probarlo.

También es importante pensar por qué estás tomando melatonina en primer lugar, dijo Chen. Muchas personas que recurren a la melatonina la toman de forma incorrecta al intentar inducir el sueño justo antes de acostarse, buscando una solución rápida cuando una intervención como la terapia cognitivo-conductual podría ser más beneficiosa para tratar el insomnio.

“Se necesita trabajo y esfuerzo para aprender este arte perdido del sueño”, dijo.

Dani Blum es reportera de la sección Well. Más sobre Dani Blum

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Un fragmento de cometa iluminó la noche de España y Portugal

NY Report News

La obispa de la siesta predica el evangelio del descanso

NY Report News

Qué hacer si se te cae el pelo después de tener covid

NY Report News