NY Report News
Image default
Content Type: ServiceCoronavirus (2019-nCoV)Coronavirus Risks and Safety ConcernsMasks

¿Hay que usar mascarilla otra vez?

A medida que las nuevas variantes de covid ganan terreno, las reinfecciones se hacen más frecuentes y los casos aumentan en determinadas zonas, algunas escuelas y empresas están volviendo a exigir el uso de mascarilla. Los expertos afirman que es lógico aumentar las precauciones, incluido el regreso a cubrirse nariz y boca.

“Suelo decir que, si vas a salir, te asegures de tener una mascarilla en el auto y un par en tu casa o en el trabajo, para tener siempre algo a la mano que ponerte”, aseveró Andrew Pekosz, profesor de Microbiología molecular e inmunología de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins.

A continuación, te presentamos un repaso sobre dónde, cuándo y cómo utilizar cubrebocas.

Cada persona tiene distinta tolerancia al riesgo, señaló William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt; sin embargo, si tienes 65 años o más, padeces alguna enfermedad preexistente que te haga más vulnerable a enfermedades graves o si estás embarazada, Schaffner recomienda llevar cubrebocas siempre que te encuentres en un espacio cerrado relativamente reducido y concurrido. Por ejemplo, tiendas, oficinas y transporte público.

“En efecto, cada vez que se añade otra persona al espacio cerrado, en especial si se encuentra a una distancia de entre 1 y 1,5 metros de distancia, las probabilidades de que te contagies aumentan exponencialmente”, añadió Pekosz.

El tiempo también influye: por ejemplo, entrar y salir a toda prisa de una tienda de comestibles abarrotada es menos arriesgado que trabajar todo el día en una oficina concurrida. Diez minutos es un buen indicador que debes tener en cuenta, según Pekosz. Si vas a permanecer más tiempo en un lugar cerrado, quizá debas considerar ponerte mascarilla antes de ingresar a ese espacio.

En general, la transmisión al aire libre es poco frecuente, pero, si te encuentras en un escenario en el que la gente está “apretujada y gritando”, explicó Schaffner, como en un evento deportivo o un concierto, tal vez te convenga utilizar mascarilla.

Linsey Marr, experta en transmisión aérea de los virus de Virginia Tech, señaló que una buena regla general para evitar contagiarte de COVID-19 es optar por el cubrebocas si estás codo a codo con otras personas: “Cuando estés en entornos en los que puedas extender la mano y tocar a alguien”.

Marr recomienda los cubrebocas N95, KN95 o KF94, los cuales filtran más del 90 por ciento de las partículas de virus, afirmó, lo que los hace mucho más eficaces que los cubrebocas quirúrgicos o de tela a la hora de reducir las probabilidades de infectarse. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) tienen una lista de recursos donde puedes encontrar mascarilla N95 gratuitas.

Los expertos aseguran que una mascarilla debe ajustarse perfectamente a la cara y cubrir tanto la nariz como la boca; usarla por debajo de la nariz te va a proteger muy poco del virus.

Un cubrebocas de alta calidad “hace maravillas a la hora de protegerte del contagio, pero tienes que ponértelo de la manera correcta”, dijo Pekosz. “Si no te ajustas la pieza metálica alrededor de la nariz y te queda floja, quizá estés respirando alrededor de la mascarilla, no a través de este y eso no te va a proteger”.

Algunos expertos calculan que se puede utilizar una mascarilla un total de unas 40 horas antes de que llegue el momento de sustituirla. Si observas que está deshilachada, arrugada, tiene agujeros nuevos o está sucia, debes cambiarla antes de ese periodo, afirmó Marr. Si el cubrebocas te resulta incómodo o tienes la sensación de que se mueve demasiado en tu rostro, Marr recomienda probar distintas marcas para encontrar la que se ajuste mejor.

Si recibes el temido mensaje de que alguien con quien has estado en fechas recientes dio positivo en la prueba de COVID-19, los CDC recomiendan que te pongas una mascarilla de alta calidad lo antes posible y que la sigas utilizando durante 10 días completos cuando estés rodeado de personas. Incluso si el resultado de la prueba es negativo, la agencia recomienda llevar mascarilla en espacios públicos cerrados. Según Pekosz, los síntomas pueden tardar varios días en aparecer y hacerte la prueba demasiado pronto puede dar lugar a falsos negativos.

Incluso si eres la única persona que la usa en el metro o en la oficina, una mascarilla de alta calidad puede reducir significativamente tu riesgo de contagio. “Estarás bastante bien protegido”, afirmó Yvonne Maldonado, profesora de Salud mundial y enfermedades infecciosas de Stanford Medicine, porque proteges tu rostro de las partículas que te rodean.

Hay otras maneras de aumentar las defensas contra el virus: desinfectarte las manos antes de tocarte la cara, mantener la sana distancia y aplicarte una vacuna de refuerzo actualizada cuando haya vacunas nuevas disponibles.

Aunque muchas personas están agotadas por esta pandemia prolongada, Maldonado subrayó que es importante recordar que tenemos herramientas para reducir el riesgo. “Las mascarillas funcionan y punto”, concluyó. “Que decidas utilizarlas o no es otra cosa, pero sin duda funcionan”.

​​Dani Blum es periodista de la sección Well. Más sobre Dani Blum

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La pandemia solo va a terminar si aumenta la vacunación

NY Report News

Temporada de virus

NY Report News

10 consejos de nutrición para un año nuevo saludable

NY Report News