NY Report News
Image default
Avian InfluenzaDeaths (Fatalities)Disease RatesLivestockPoultryStockpilingVaccination and Immunization

Gripe aviar, una posible pandemia aún más letal

Varios especialistas en influenza con los que he hablado lamentaron la falta de vacunas más generalizadas para pavos y gallinas. Si todas las aves de corral hubiesen sido vacunadas antes, tal vez la H5N1 nunca se habría transmitido tanto a las aves silvestres. Es tarde, pero es necesario que la vacunación masiva de las aves de corral y los cerdos de granja comience pronto.

Incluso podría ser de utilidad vacunar contra la influenza estacional a más personas, sobre todo a los trabajadores de las granjas de gallinas y cerdos. Con menos influenza estacional en el mundo, habría menos huéspedes para que el virus H5N1 infecte de manera conjunta, un proceso que puede dar origen a cepas de H5N1 que puedan propagarse con mayor facilidad.

Ya contamos con antivirales para la influenza, los cuales sirven para todas las cepas, pero tienen que administrarse pronto, lo cual requiere que se hagan pruebas generalizadas tempranas que sean de fácil acceso y de las que haya reservas suficientes y equitativas en todo el mundo.

Los científicos están trabajando en la elaboración de una vacuna universal contra la influenza que posiblemente sirva para todas las variantes, así como para las que puedan ser las causantes de futuras pandemias; tal vez sea una labor titánica, pero la inversión vale la pena.

Ha sido alarmante la velocidad de los acontecimientos. Hasta 2020, cuando la nueva cepa H5N1 comenzó a propagarse mucho entre las aves silvestres, la mayoría de los brotes importantes ocurrieron entre las aves de corral, pero ahora que las aves silvestres están sirviendo de vectores, no solo se trata del mayor brote ocurrido entre las aves de corral, que hasta ahora ha causado la muerte de al menos 150 millones de animales, sino que también está ampliando su alcance de manera constante, llegando incluso a otras especies de mamíferos, como los delfines y los osos.

En 2006, cuando los científicos descubrieron que la H5N1 no se había propagado con facilidad entre los seres humanos porque esta se instala en la parte profunda de los pulmones, Kuiken, del Centro Médico de la Universidad Erasmus, advirtió que si el virus evolucionaba de tal modo que se uniera a los receptores de las vías respiratorias superiores (desde las cuales podría ser transportado por el aire con mayor facilidad), aumentaría considerablemente el riesgo de que se produjera una pandemia entre los seres humanos. El brote en los visones de España es una señal de que podríamos estar transitando justamente por ese camino.

Cuesta trabajo imaginar señales de alerta más claras y preocupantes de una pandemia potencialmente terrorífica.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

El tenis lo era todo para ellos. Ahora es la razón de su dolor

NY Report News

Los incendios forestales en Chile destruyeron un antiguo jardín botánico

NY Report News

Las refresqueras entran al mercado de las bebidas alcohólicas

NY Report News