NY Report News
Image default
Attempted Murders and HomicidesLaw and LegislationMurdersSelf-Defense

¿Qué son las leyes ‘stand your ground’ y en qué casos se aplican?

En días recientes, el tiroteo perpetrado contra un adolescente en Kansas City, Misuri, y el asesinato de una mujer al norte del estado de Nueva York han vuelto a centrar la atención publica en las protecciones legales para las personas que dicen haber actuado en defensa propia o con temor por su seguridad.

En Kansas City, un adolescente negro recibió disparos el 13 de abril cuando, por accidente, fue a la casa equivocada a recoger a sus hermanos menores. El hombre blanco de 84 años que le disparó al adolescente desde la puerta de su casa ha sido acusado de agresión en primer grado; les dijo a los investigadores que pensó que alguien se estaba metiendo a su casa.

En Nueva York, una mujer de 20 años que buscaba la casa de una amistad murió por disparos el 17 de abril después de que el auto en el que estaba se estacionó en la entrada del domicilio equivocado. Según las autoridades, el propietario de la casa le disparó y la mató, por lo que fue acusado de asesinato en segundo grado.

Misuri es uno de alrededor de 30 estados que cuentan con una ley “stand your ground” (o “defender tu posición”). En Nueva York no se ha promulgado esa ley, pero las personas acusadas ahí y en otras partes pueden argumentar que sus acciones están protegidas por lo que se conoce como la “doctrina del castillo”.

A continuación, una guía para comprender estas leyes y otros principios jurídicos.

En Estados Unidos, a lo largo de los años ha habido una tendencia en las legislaturas y los tribunales de ampliar el derecho a usar el argumento de defensa personal para justificar el uso de la fuerza, en vez de proteger a quienes resultan heridos por esos juicios erróneos y equivocaciones.

La “doctrina del castillo”, del derecho anglosajón, establecida por siglos de jurisprudencia, está arraigada en la idea de que la residencia de cada persona es su castillo y que, por lo tanto, tiene el derecho de protegerse mientras lo habita.

Las leyes de la doctrina del castillo —a veces conocidas como leyes “make my day” (o “atrévete a atacarme”)— les conceden a las personas la presunción jurídica de autodefensa si llegan a herir a un intruso mientras están en sus casas.

Las leyes de “defender tu posición” van más lejos. Estas se aplican en cualquier lugar en el que una persona tenga el derecho legítimo de estar, no solo una casa, y menoscaba el tradicional “deber de retirada” (o “duty to retreat”), un pilar de la teoría jurídica clásica de la defensa propia que dicta que la fuerza letal solo está justificada como último recurso, cuando es imposible la retirada.

Por ejemplo, en Florida la ley estipula que “una persona que no incurra en ninguna actividad ilícita y sea atacada en cualquier otro lugar donde tenga el derecho de estar no tiene la obligación de retirarse y tiene derecho a defender su posición y combatir la fuerza con fuerza, incluida la fuerza letal, si considera con fundada razón que es necesario hacerlo para impedir la muerte o lesiones corporales graves de su persona o un tercero o para prevenir la perpetración de un delito grave con agresión”.

Esa ley atrajo mayor atención en 2012 cuando la policía de Sanford, Florida, la citó como la razón por la que se negó a detener a George Zimmerman, un vigilante voluntario que mató a Trayvon Martin, un adolescente negro que no portaba un arma. Al final, Zimmerman fue acusado y absuelto.

Misuri, Florida, Texas, Georgia, Míchigan y Pensilvania son algunos de los estados donde existen leyes “defender tu posición”, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. La mayoría de estas leyes se han promulgado en los últimos 25 años.

El fiscal de Kansas City declaró que considera que los disparos contra el adolescente, Ralph Yarl, de 16 años, no fueron en defensa propia.

S. David Mitchell, profesor de Derecho en la Universidad de Misuri, afirmó que un abogado defensor podría tratar de invocar la doctrina del castillo aunque, por lo general, esta solo aplica cuando un intruso entra a la casa. El porche delantero, agregó Mitchell, “se convierte en un área gris de lo que constituye un castillo”, una pregunta que quizá considere un jurado.

Aunque las leyes “defender tu posición” no requieren que una persona se retire, no son una defensa general que justifique dispararle a cualquiera que se te acerque. Mitchell comentó que también tendría que evaluarse si el tirador tenía un “temor razonable” a resultar herido.

“Aquí falta un elemento clave”, dijo refiriéndose al tiroteo en Kansas City. “No hay indicios de temor razonable en ninguno de los informes que he visto”.

Conforme a la doctrina del castillo en Nueva York, las personas tienen el derecho de proteger sus hogares con fuerza letal si tienen razones fundadas para creer que alguien está entrando sin permiso con la intención de delinquir.

Sin embargo, el comisario del condado de Washington, donde ocurrió el tiroteo del 17 de abril hacia el carro que se estacionó en la entrada de la dirección equivocada, declaró que no veía ninguna razón por la que el sospechoso, Kevin Monahan, de 65 años, pudiera sentirse amenazado cuando salió de su casa y asesinó a Kaylin Gillis, de 20 años.

Los defensores de estas leyes sostienen que les permiten a los ciudadanos mantenerse a salvo e incluso que disuaden la delincuencia, aunque no hay evidencia que respalde esas afirmaciones.

Misuri fue el primer estado en aprobar una ley de este tipo, tras el asesinato de Trayvon Martin en Florida.

En 2016, la Asamblea General de Misuri, controlada por republicanos, anuló el veto del gobernador demócrata Jay Nixon para aprobar la legislación, que permite a individuos usar la fuerza en defensa propia, sin retirarse, en cualquier lugar donde tengan el derecho de estar. En lugar de otorgar este derecho solo en el hogar, la ley creó una especie de burbuja móvil de autoprotección, explicó Mitchell, el profesor de Derecho.

El proyecto de ley fue propuesto por el senador republicano de Columbia, Misuri, Kurt Schaefer. “Harás lo que sea necesario si tu seguridad está en riesgo”, declaró Schaefer en 2016. “La pregunta es: ¿Qué ocurre en la demanda posterior? ¿Van a hacerte responsable después de eso?”.

Los críticos afirman que estas leyes facilitan el uso de la defensa personal como justificación en situaciones en las que se pudo haber evitado la violencia. Para los procesos penales en los que un acusado apela a la autodefensa, la ley delega a los fiscales la responsabilidad de intentar desacreditar esos reclamos.

Según algunos análisis, hay disparidades raciales importantes en los dictámenes de homicidio justificable en el marco de estas leyes.

Los detractores también afirman que las leyes promueven la violencia y debilitan las facultades de la policía. Según una revisión de datos realizada por la organización sin fines de lucro RAND, hay evidencia moderada de que estas leyes podrían aumentar las tasas totales de homicidios.

El juicio y la absolución de George Zimmerman en 2013 pusieron las leyes “defender tu posición” en el centro de atención nacional. El jurado del juicio, al declararlo inocente de los cargos de asesinato en segundo grado u homicidio involuntario, estuvo de acuerdo en que Zimmerman podría haber tenido justificación al dispararle a Martin porque temía grandes daños físicos o la muerte.

En 2021, Kyle Rittenhouse afirmó que había actuado en defensa propia cuando le disparó a tres hombres, matando a dos, durante los disturbios generados tras el tiroteo policial de un hombre negro en Kenosha, Wisconsin, en agosto de 2020. La fiscalía tuvo la responsabilidad de demostrar lo contrario, y fue declarado no culpable. Ese caso le resaltó a muchos estadounidenses el amplio margen de maniobra que se le da a los acusados que afirman haber actuado por miedo.

Este mes en Texas, el gobernador Greg Abbott declaró que le otorgaría un indulto a un sargento del Ejército que fue declarado culpable de disparar y matar a un manifestante durante una manifestación del movimiento Black Lives Matter en 2020. Abbott, republicano, citó la ley “defender tu posición” del estado como base para su decisión.

Adeel Hassan es periodista y reportero de la sección Nacional. Es miembro fundador de Race/Related y mucho de su trabajo se enfoca en la discriminación y la identidad. Inició el Morning Briefing para NYT Now y fue su primer redactor. También ha sido editor en la sección Internacional. Adeel se graduó de Johns Hopkins y Columbia.


Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Caso Ayotzinapa: se orden la aprehensión de un general mexicano

NY Report News

Una ciudad en Georgia se convierte en el campo de batalla más reciente sobre la migración

NY Report News

Protestas en Israel: detrás de la furia hay temor a un declive de la democracia

NY Report News