NY Report News
Image default
BidenDemocratic PartyJoseph R JrPresidential Election of 2024State of the Union Message (US)United States Politics and Government

Biden ha sido un buen presidente. Y sin embargo…

En otras palabras, Biden ha sido un gran presidente. Ha cumplido una cantidad inusual de promesas de campaña. El presidente debería ser celebrado el martes. Pero no debería buscar la reelección.

Se ha reporteado mucho que Biden planea usar el Estado de la Unión para plantear su reelección. Hay una división en el Partido Demócrata sobre si esa decisión es prudente para una persona de 80 años. Los funcionarios demócratas están en gran parte de acuerdo que sí, al menos de manera pública, pero la mayoría de los votantes demócratas no lo están. “Los demócratas dicen que ha hecho un buen trabajo, pero que es demasiado grande”, dijo Sarah Longwell, una estratega republicana anti-Trump que con regularidad organiza grupos de enfoque de votantes. “Al final de su segundo mandato estaría más cerca de los 90 años que de los 80”. Es posible que una encuesta del Washington Post/ABC News refleje esa dinámica: aunque el 78 por ciento de los encuestados demócratas e independientes de tendencia demócrata aprobaron el trabajo que Biden ha hecho como presidente, el 58 por ciento de ellos quiere un candidato diferente para el próximo año.

Los argumentos para seguir con Biden no son menores. Además de su historial exitoso, tiene el beneficio de ya estar en el cargo. Organizar unas elecciones primarias es costoso, agotador y doloroso. Si Biden fuera tan solo unos años más joven, al Partido Demócrata no le convendría pasar por eso.

Pero es difícil ignorar el costo de la edad de Biden, sin importar lo mucho que los demócratas electos lo intenten. De alguna manera, cuanto más simpatices con Biden, más difícil puede ser verlo trastabillar, una propensión que no solo puede explicarse por su tartamudeo. Longwell dijo que los demócratas en su grupo de enfoque mencionaron que contenían la respiración cada vez que el presidente habla. Y aunque Biden pudo hacer campaña de manera virtual en 2020, en 2024 es casi seguro que habrá otra vez un calendario de campaña agotador en el mundo real, que tendría que cumplir mientras también gobierna el país. Es una tarea hercúlea para un hombre de 60 años, y casi imposible para un octogenario.

Si Biden se llegara a enfrentar a Trump, quien cumplirá 78 años el próximo año, la edad podría no importar. Es preocupante que, según la encuesta del Washington Post/ABC, Trump esté ligeramente por delante de Biden en una hipotética revancha, pero los aspectos negativos de Trump tienden acentuarse cuanto su presencia en el ojo público aumenta, y una campaña presidencial generará muchas oportunidades para recordarle a los estadounidenses de su singular malignidad. Pero como hay muchas encuestas que muestran que la popularidad de Trump está disminuyendo, y con la acaudalada red de Koch alineándose en su contra, hay muchas posibilidades de que el contendiente de Biden sea alguien mucho más joven, como Ron DeSantis, quien en 2024 tendrá 46 años. A menos que se produzca un cambio radical en el estado de ánimo del país, los candidatos se disputarán el liderazgo de un Estados Unidos profundamente descontento y desesperado por un cambio. Para los demócratas, el contraste visual, por sí mismo, podría ser devastador.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

El FBI pagó por una herramienta de espionaje según una investigación

NY Report News

Trump dijo a Pence que certificar las elecciones sería ‘la muerte de tu carrera’, según un testimonio

NY Report News

EE. UU. prohíbe la entrada a Giammattei, expresidente de Guatemala

NY Report News