NY Report News
Image default
BolsonaroBrazilDa SilvaElectionsJair (1955- )Luiz Inacio LulaPolitics and GovernmentProject DemocracyVoter Fraud (Election Fraud)Voting Machines

Bolsonaro enfrentará juicio por denuncias de fraude electoral

Por qué es importante: una condena podría acabar con la carrera política de Bolsonaro

El juicio podría trastornar la política brasileña al sacar a Bolsonaro, el abanderado del movimiento conservador de Brasil, de la contienda por las próximas dos elecciones presidenciales.

Bolsonaro, de 68 años, sigue siendo una figura muy popular e influyente entre los conservadores de Brasil y es visto como un probable retador del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, de izquierda, en 2026. Bolsonaro recibió el 49,1 por ciento de los votos en las elecciones de 2022, solo 2,1 millones de votos detrás de Lula, en la contienda presidencial más reñida del país desde que se restauró la democracia en Brasil en 1985 tras una dictadura militar.

Una condena también sería un repudio claro y fuerte a las tácticas de Bolsonaro para socavar la votación y una advertencia a cualquier aliado político que pudiera estar considerando una estrategia similar.

La retórica de Bolsonaro se parecía a la del expresidente Donald Trump, un aliado político. Pero los resultados para los dos hombres podrían ser muy diferentes. Solo seis meses después de dejar el cargo, Bolsonaro enfrenta cargos que podrían poner fin a su carrera política. Al mismo tiempo, mientras Trump enfrenta investigaciones sobre sus intentos de cuestionar las elecciones estadounidenses de 2020, sigue siendo el principal candidato para convertirse en el candidato del Partido Republicano en las elecciones presidenciales del próximo año.

El trasfondo: Bolsonaro ha atacado durante mucho tiempo las elecciones de Brasil

Bolsonaro pasó años criticando los sistemas de votación de Brasil, alegando que eran vulnerables al fraude y que sus rivales estaban empeñados en manipularlos, a pesar de la falta de pruebas. Su comentario hizo que millones de sus seguidores perdieran la fe en los sistemas electorales y creyeran que Lula se robó las elecciones de 2022.

A pesar de las afirmaciones de Bolsonaro, numerosas revisiones de los resultados electorales no encontraron pruebas creíbles de fraude.

Una semana después de la toma de posesión de Lula en enero, muchos de los seguidores de Bolsonaro invadieron y saquearon las sedes del poder en Brasil en un intento de que los militares tomaran el control del gobierno.

Aún así, Bolsonaro había autorizado la transición y, durante los primeros meses de la presidencia de Lula, pasó a un segundo plano en la política brasileña al mudarse temporalmente a Florida. Bolsonaro ahora está de regreso en Brasil y ha estado haciendo más apariciones públicas.

Sus abogados han argumentado que su discurso ante los diplomáticos, que está en el centro de este caso, fue un “acto de gobierno” destinado a plantear preocupaciones legítimas sobre la seguridad de las elecciones. Señalaron que los diplomáticos no pueden votar y argumentaron que el discurso no interfirió con el proceso electoral.

Ni el abogado de Bolsonaro ni su vocero respondieron a las solicitudes de comentarios.

Qué sigue: Bolsonaro enfrenta un juicio y muchas otras investigaciones

Después de comenzar el 22 de junio, el juicio de Bolsonaro probablemente continuará en otras sesiones judiciales programadas para el 27 y el 29 de junio. Los siete jueces del panel del tribunal electoral —compuesto por jueces del Supremo Tribunal Federal, jueces federales y abogados— podrían decidir el caso rápidamente, con una mayoría simple necesaria para condenar. El tribunal electoral está programado para entrar en un receso de un mes en julio.

Independientemente del resultado del juicio, Bolsonaro enfrenta otros 15 casos en el tribunal electoral, incluidos los que involucran acusaciones de que usó fondos públicos de manera indebida para influir en la votación y que su campaña realizó una campaña de desinformación coordinada contra Lula. Una condena en cualquier caso también podría considerarlo inelegible para el cargo durante ocho años.

Bolsonaro también es objeto de una investigación penal federal sobre la invasión de edificios gubernamentales de Brasil el 8 de enero. Un importante fiscal brasileño lo acusó de alentar a la turba. Una condena en el caso podría conducir a tiempo en prisión. Como parte del caso, Bolsonaro testificó en abril ante la policía federal.

Letícia Casado colaboró con este reportaje desde Brasilia.

Jack Nicas es el jefe de la corresponsalía en Brasil, que abarca Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Anteriormente reportó de tecnología desde San Francisco y, antes de integrarse al Times en 2018, trabajó siete años en The Wall Street Journal. @jacknicas • Facebook


Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Manifestantes en Perú piden justicia para el presidente destituido Pedro Castillo

NY Report News

Los ecos del racismo latinoamericano reverberan en EE. UU.

NY Report News

Desconcierto tras las iniciativas antiinmigración de DeSantis y Abbott

NY Report News