NY Report News
Image default
Computers and the InternetContent Type: ServiceInstagram IncSocial MediaThreads (Mobile App)Twitter

Threads: ¿en qué es distinta de Twitter?

La semana pasada, cuando nosotros —Brian X. Chen y Mike Isaac, periodistas de tecnología de larga trayectoria— recibimos el encargo de nuestro editor de analizar Threads, la nueva red social de Meta, fue como hacer un viaje al pasado.

Ambos hemos escrito sobre redes sociales durante más de una década. En la última media decena de esos años, el panorama de las redes sociales ha sido en gran medida estático —con la excepción del auge de la aplicación de videos cortos TikTok— y ha estado dominado por Meta, propietaria de Instagram y Facebook.

La llegada de Threads, creada a partir de Instagram y concebida como un lugar privilegiado para las conversaciones públicas en tiempo real, impacta el panorama. Aunque la nueva aplicación podría ser una moda pasajera, también es posible que represente una potente amenaza para Twitter, que ha conservado su corona como centro de conversación durante más de una década.

Pero, ¿cuántos de nosotros pasaremos el rato en Threads? Nos preguntábamos cómo nos lo tomaríamos, pues uno de nosotros —Brian— es usuario ocasional de Twitter y el otro —Mike— es un adicto a Twitter desde hace mucho tiempo, lo que podría afectar a nuestra experiencia con la nueva aplicación de Meta. Esto es lo que descubrimos sobre los pros y los contras de Threads y si podría convertirse en parte de tu vida.

BRIAN: ¡Hola, Mike! Hacía tiempo que no hacíamos un análisis en colaboración. Hace años, nos entusiasmamos mucho con los nuevos lanzamientos de PlayStation y Xbox . Y ahora volvemos a estar juntos, ¿por qué, otra vez?

MIKE: Sí, estamos de vuelta, esta vez para examinar la aplicación social que está de moda, Threads, creada por Meta. Después de jugar con ella unos días, empiezo a preguntarme si puedo dejar mi adicción a Twitter sustituyéndola por una red social “más amigable” creada por Mark Zuckerberg, el director de Meta.

De momento, me está gustando. Pero sin duda parece una versión reducida de Twitter. No hay etiquetas, hay muchos influentes… y lo peor es que mucha de la gente que me responde no parece comprender mis chistes, que suelen entenderse bien en Twitter.

Brian, me preocupa que toda la gente que llega a Threads desde Instagram no sepa cómo publicar.

BRIAN: Eso es interesante. Threads es clon de Twitter, pero Meta está introduciendo el concepto a quienes nunca han tuiteado y han estado en Instagram. Así que va a haber una fase incómoda de adaptación.

Pero permítanme retroceder un segundo. Threads es una aplicación gratuita que se descarga de la tienda de aplicaciones de Apple o Google. Para configurarla, la conectas con tu cuenta de Instagram. Threads te invita a seguir a todos tus amigos en Instagram.

A partir de ahí, te muestra una cronología de las publicaciones y puedes redactar breves notas que se publican para que el público las vea. También puedes subir fotos, pero el énfasis está en el texto, igual que en Twitter.

¿Cuáles son las diferencias con Twitter que notaste de inmediato?

MIKE: Es como Twitter, pero en modo fácil.

Por un lado, Threads está curada de manera algorítmica, como Facebook o Instagram. Eso significa que, cuando entras, ves un montón de publicaciones diferentes basadas en tus intereses, tanto si se publicaron hace cinco horas como hace cinco minutos (¿se publica o es un hilo? ¿Todavía no hemos decidido la terminología?).

Esto representa un cambio con respecto a lo que estamos acostumbrados en Twitter, donde la característica más destacada es la cronología inversa. Eso significa que ves todas las publicaciones de las personas a las que sigues en orden inverso, lo que ha hecho que Twitter sea indispensable para las noticias de última hora y los eventos en directo.

Con Threads, creo que la selección algorítmica es a propósito por parte de Instagram. Han dicho que quieren que Threads sea “amigable” cuando la gente entra. A mí me parece un poco estéril, pero tampoco me bombardean con discursos de odio y diatribas racistas, lo que considero una gran ventaja.

BRIAN: A mí, el algoritmo basado en intereses de Meta me desagrada bastante. Ha convertido mi canal de Threads en un montón de publicaciones de cuentas que no sigo, sobre todo influentes y marcas que anuncian sus productos. Veo muy pocas publicaciones de mis verdaderos amigos.

Para ser justos, la línea de tiempo de Twitter tampoco es buena. La calidad se está deteriorando debido a los cambios que afectan lo que lee la gente en el sitio, incluido el requisito de pagar 8 dólares al mes por una suscripción a Twitter Blue para que tus publicaciones aparezcan en las líneas de tiempo de los demás.

Hay otra gran diferencia entre Threads y Twitter: el límite de caracteres en Threads es de 500 caracteres, mientras que en Twitter es de 280 caracteres para las cuentas gratuitas.

¿Es bueno tener más caracteres?

MIKE: No lo creo. La brevedad es el alma del ingenio, ¿no? En mi opinión, la brevedad es el alma de un tuit, no escribir una entrada de blog dentro de lo que se supone que es un mensaje breve.

Twitter ha probado esta opción de pago de Twitter Blue en la que la gente puede publicar tuits increíblemente largos de 10.000 caracteres. Me parece que eso se aleja del objetivo original de los tuits breves. Pero quizá solo soy un cascarrabias.

Tengo curiosidad: ¿cómo te ha ido en Threads, superponiendo tu Twitter con tus seguidores de Instagram?

Ha sido una experiencia extraña. Soy muy diferente en mi Instagram que en Twitter. En IG, suelo publicar cosas que he cocinado esa semana o el último concierto al que he asistido. Twitter es más mi espacio para escribir sobre el trabajo y la industria de la tecnología, mientras que de vez en cuando publico fragmentos de mi vida personal. Threads se siente como un híbrido de ambos, al menos por el momento.

BRIAN: Para mí también ha sido complicado, así que no he publicado mucho. Como mucha gente, hace años convertí mi Instagram en una cuenta privada porque no quería que el público viera fotos de mi familia. Se convirtió en una red “solo para amigos”.

Con Threads, ahora tengo que volver a pensar qué compartiría públicamente. Es algo alocado.

MIKE: Te entiendo perfectamente. Aun así voy a probarlo, pero tengo curiosidad por saber si crees que esta va a ser la próxima gran aplicación, sobre todo teniendo en cuenta que eres menos activo en Twitter que yo.

BRIAN: No apuesto por los productos tecnológicos como si fueran caballos. Pero basándome en mis informes sobre cómo la gente corriente —que usa la tecnología, pero no se obsesiona con ella— se relaciona con las redes sociales, quizá no publicarán mucho en Threads.

La verdad es que Twitter no es una red social, como tampoco lo es Threads. Ambas son plataformas de difusión para que grandes marcas, famosos, políticos y medios de comunicación compartan información con sus seguidores.

Este tipo de red no se ajusta a la manera en que la gente socializa en las comunidades. En los clubes sociales, la gente se reúne en grupos más pequeños en torno a intereses comunes. No se amontonan en una enorme sala de conferencias y gritan como hacemos en Twitter y ahora en Threads.

MIKE: Por supuesto. Tengo un grupo decente de seguidores en Twitter que en su mayoría saben lo que van a leer de mí y entienden cuando estoy bromeando. Pero soy muy consciente de que, cuando un tuit mío se hace viral y viaja fuera de esa esfera de gente que me conoce, voy a ser malinterpretado al cien por ciento, y tal vez me insulten. A eso lo llamamos “colapso del contexto”.

BRIAN: Meta también lo sabe. Hace unos años informaste que Mark Zuckerberg había dicho que la gente se alejaba cada vez más de la gran plataforma de redes sociales y se dirigía a redes más pequeñas y aisladas. Entre ellas, los grupos privados de Facebook y las aplicaciones de mensajería.

MIKE: Un saludo a los grupos privados de Slack y Discord en los que estoy y en los que solo hay un puñado de amigos íntimos.

BRIAN: Y todo eso tiene sentido. La gente ha aprendido que no es buena idea compartir mucha información personal en la esfera pública.

Además, si quiero hablar contigo, ¿por qué te voy a enviar un mensaje público en vez de uno privado? Es probable que esa sea la gran limitación de Threads en comparación con Twitter —la mensajería directa—, lo que hace que sea un producto inferior por el momento. Pero es cuestión de tiempo para que se añada, puesto que esa función ya forma parte de Instagram.

MIKE: Creo que hay una especie de elemento performativo al hablar en la esfera pública, donde mis conversaciones contigo adquieren un tono y un significado diferentes, como si estuviéramos hablando en el escenario delante de un público. Hay algo divertido en eso. Pero a menudo puede dejar de serlo rápidamente. Los mensajes, como señalas, ayudan a evitarlo.

BRIAN: Para relacionarse con marcas e influentes, los mensajes de texto también ya han perdido la batalla. La creciente popularidad de TikTok y los Reels de Instagram demuestra que los usuarios ocasionales de tecnología, especialmente los jóvenes, prefieren ver videos de los famosos e influentes a los que siguen en vez de leer sus breves textos.

A fin de cuentas, comparar Twitter y Threads es difícil, pues Threads forma parte de Instagram, que es mucho más grande que Twitter. Si las funciones mejoran, podría llegar a cambiarme de Twitter a Threads por el tamaño de Instagram, que podría aportarme más seguidores. (Por cierto, soy @bxchen en Threads). Pero, como otros, quizá no pase mucho tiempo con mis amigos allí.

¿Y tú?

MIKE: Ahora mismo estoy haciendo los incómodos malabarismos de intentar publicar cosas diferentes en seis redes distintas, y no es precisamente divertido. Pero supongo que al menos algo desaparecerá y podré dejar de publicar. Al menos, eso espero.

Nos vemos en… ¿Threads, supongo?

BRIAN: Primero tienes que seguirme, Mike.

Brian X. Chen es columnista de tecnología de consumo. Reseña productos y escribe Tech Fix, una columna sobre las implicaciones sociales de la tecnología que utilizamos. Antes de unirse al Times en 2011, reporteó sobre Apple y la industria inalámbrica para Wired. @bxchen

Mike Isaac es reportero de tecnología y autor de La batalla por Uber: Una ambición desenfrenada, que ha estado en la lista de los más vendidos, sobre el dramático ascenso y caída de la compañía de transporte de pasajeros. Cubre regularmente Facebook y Silicon Valley, y tiene sede en las oficinas de San Francisco del Times. @MikeIsaac • Facebook


Enlace a la fuente

Notas relacionadas

‘All Eyes on Rafah’: por qué se viralizó esta frase

NY Report News

17 formas de gastar menos en alimentos

NY Report News

9 maneras de mejorar tus relaciones en 2024

NY Report News