NY Report News
Image default
Buffalo BillsChronic Condition (Health)Chronic Traumatic EncephalopathyConcussionsDamar (1998- )Deaths (Fatalities)FootballFootball (College)HamlinHeartInterscholastic AthleticsJacksonville JaguarsNational Football LeagueNwaneriParkinson's DiseaseSports InjuriesTraumatic Brain InjuryUche (1984-2022)

El fútbol americano es mortal pero no por las razones que crees

Los científicos creen que los jugadores de la NFL corren un mayor riesgo de sufrir cardiopatías debido al peso que ganan, aunque en su mayor parte sea músculo. Una vez que los jugadores se retiran, es extremadamente difícil perder el peso del fútbol americano, en parte debido al dolor crónico de las lesiones que sufrieron jugando. (Los jugadores de la NFL de entre 25 y 39 años tienen una tasa de artritis tres veces superior a la del público en general). Las muertes prematuras de estos hombres fueron una tragedia para sus seres queridos, amigos y antiguos compañeros de equipo, pero por lo general el público no se enteró.

Los trastornos neurológicos también son incómodamente usuales entre los exjugadores de la NFL. Uche me había invitado hace poco a su pódcast. Planeábamos hablar de cómo los jugadores de fútbol americano deberían interpretar los datos del estudio del Centro de ETC de la Universidad de Boston que muestran que alrededor del 90 por ciento de los más de 300 jugadores de la NFL del estudio que comenzó en 2008 han tenido ETC, una enfermedad neurodegenerativa que está vinculada con el desarrollo de la demencia y en parte la causan las repetidas lesiones cerebrales traumáticas. Aunque es poco probable que esos 300 jugadores de la NFL del estudio sean representativos de la población total de la NFL, otro análisis sugiere que la prevalencia mínima en los jugadores de la NFL es del 10 por ciento, más de diez veces la de la población general. Uche quería que se hicieran pruebas de ETC en su cerebro después de su muerte y su familia está cumpliendo su petición.

El daño neurológico a causa de los repetidos traumatismos craneoencefálicos puede estar detrás de los hallazgos relacionados con que los jugadores de la NFL sean tres veces más propensos a morir de esclerosis lateral amiotrófica y 3,5 veces más propensos a morir de Parkinson que los jugadores del Béisbol de las Grandes Ligas. Los certificados de defunción suelen subestimar la demencia, pero una encuesta publicada el año pasado reveló que los jugadores de la NFL de entre 50 y 59 años tienen diez veces más probabilidades de ser diagnosticados de demencia que la población general.

Los riesgos que sufren los jugadores de la NFL no se limitan a sus años en los equipos profesionales. El riesgo de ETC se determina en parte por la cantidad de tiempo que dure la carrera del jugador: mientras más tiempo alguien juegue fútbol americano, es más probable que sufra una mayor cantidad de impactos en la cabeza y lesiones cerebrales traumáticas y corra un riesgo mayor. Por lo tanto, este riesgo también lo comparten los jugadores de fútbol americano universitario, de bachillerato e incluso juveniles, pues todos están expuestos al riesgo, la gran mayoría sin ninguna ventaja económica y, en el caso de los niños, sin consentimiento informado.

Espero que la conversación sobre la seguridad en el fútbol americano que ha inspirado Damar Hamlin vuelva más seguro el juego para los jugadores jóvenes que lo consideran un héroe y quieren seguir sus pasos. También espero que el público se centre en lo que podemos influir, como la forma en que gestionamos los factores de riesgo de las cardiopatías y el momento en el que metemos a nuestros hijos en el fútbol americano con tacleadas. Según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), los jugadores juveniles de fútbol americano con tacleadas reciben un promedio de 389 impactos en la cabeza por temporada. Tal vez deberíamos dejar de permitir golpes en las cabezas de los niños y presionar para que solo se juegue al fútbol americano con banderas antes del bachillerato. Y tal vez quienes se benefician de este deporte deberían empezar a asumir su responsabilidad. La NFL exige un promedio de 30 profesionales médicos en cada partido. Sin embargo, aunque los riesgos no terminan en el campo, la atención médica sí suele hacerlo.

Damar Hamlin merece cada ápice de nuestra atención, apoyo y respeto por haberse puesto en peligro para nuestro entretenimiento. Sigamos hablando de él, de su familia, de sus compañeros de equipo, de su ciudad y de los aficionados que lo han apoyado, además de todo lo positivo que ha inspirado y representa, incluido el valor de la vida… incluso de las partes de ella que no quedan captadas en cámara.

Chris Nowinski es neurocientífico conductual y director ejecutivo fundador de la organización sin fines de lucro Concussion Legacy Foundation. Después de ser liniero defensivo en la Universidad de Harvard y uno de los mejores atletas de la alianza universitaria de las Ivy League, entró a la WWE, pero las conmociones cerebrales interrumpieron su carrera de luchador profesional.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La violencia en Haití obstaculiza la lucha contra el cólera

NY Report News

Explosión en un hospital de Gaza: lo que se sabe

NY Report News

¿Están aumentando los casos de covid? Esto dicen los expertos

NY Report News